¿Cuáles han sido los retos más relevantes que ha tenido que afrontar en comunicación en los últimos 10 años? 

En los últimos años, los retos de comunicación se han centrado en las posibilidades que se han abierto en el mundo digital. La irrupción de las redes ha cambiado radicalmente la comunicación, y ha habilitado canales que han ido incorporando los medios tradicionales, dando voz a personas que, con la escasa infraestructura de un teléfono móvil, por ejemplo, pueden aportar su punto de vista e influir. Para cualquier gestor estos cambios han significado una transformación brutal a la hora de gestionar las compañías. Precisamente la adaptación de la empresa a este nuevo ecosistema es el principal reto que hemos vivido y continuaremos viviendo. Los límites de la comunicación en las empresas no están todavía escritos.

¿Cómo ha vivido la evolución tecnológica y social y cómo se ha adaptado a los nuevos retos de visibilidad?

La tecnología ha permitido accesibilidad a una gran parte de la sociedad. Sin duda es necesario tener un mínimo de capacidades, pero la sencillez de su utilización posibilita un uso casi universal. Utilizo las redes y las considero una fuente muy interesante de informaciones de aquellos asuntos que te interesan, así como un modo de dirigirte a tu público objetivo. Las redes han venido para quedarse y contribuir a que nuestro mundo sea mucho mejor.

¿Qué ha supuesto para el sector de las telecomunicaciones el paradigma de la transparencia y la conversación directa con sus clientes?

La transparencia en la relación con los clientes es fundamental para generar relaciones de confianza. Gracias a esta transparencia, y a esa relación directa con los usuarios, percibes necesidades, nuevas tendencias, ves cómo se reciben los cambios y, junto a las críticas, tienes información muy valiosa y directa sobre la idea que el mercado tiene de ti. En nuestro caso, la transparencia ha sido una constante, lo que ha generado un cambio de tendencias en las distintas variables del negocio.

"La transparencia con los clientes es fundamental para generar confianza"

¿Cuál es el papel actual y la influencia de los medios de comunicación como generadores de opinión pública? 

El papel de los medios es fundamental para filtrar las informaciones. Hoy la inmediatez también es un servicio al que los medios tienen que ajustarse para no quedarse atrás respecto a otros canales digitales, y creo que uno de los principales retos a los que se enfrentan es cómo comprobar la veracidad de esas informaciones que surgen de improviso y publicar a tiempo. Ese rigor y la búsqueda de independencia en un momento de incertidumbre por el cambio de modelo del negocio, son dos pilares en los que considero deben de basar su propuesta de relación con la sociedad.

Es necesario un ejercicio de responsabilidad entre todos ante fenómenos como las fake news. Espero y confío en que cada vez se identifiquen de manera más rápida y fácil y que las tecnologías aporten soluciones para erradicarlas de nuestras vidas.

Desde su experiencia, ¿cuál cree que será el siguiente paso en la comunicación, qué nueva revolución espera de este sector para que siga contribuyendo a mejorar la relación de empresas e instituciones con la sociedad?

Los medios seguirán siendo clave como agentes que capilarizan las noticias. Estamos ante una sociedad informada en tiempo real y esa necesidad va a incrementarse. La tecnología seguirá aportando soluciones, pero la información va a ser el agente dinamizador. Hoy no hay un emisor ni un receptor, todos asumimos ambos papeles, y quizá el poner orden y saber entresacar lo que aporta valor, empleando inteligencia artificial, es uno de los pasos a dar en materia de relación con los clientes, tanto desde el punto de vista de comunicación como ético.

¿En qué medida los directivos y líderes empresariales necesitan tener habilidades en materia de comunicación y en el entorno digital?

Los directivos precisan comunicar constantemente y han de saber transmitir los valores de sus empresas y sus planes empresariales a los distintos públicos objetivo, tanto internos como externos. Además, es fundamental conocer los distintos canales y el entorno digital. Un líder tiene que saber cómo reaccionar en redes sociales en todo momento, en qué debates debe o no intervenir, etc. Y también tiene que saber interpretar lo publicado. La comunicación, con mayúsculas, tiene que estar en su ADN.

¿Cuáles son las claves para las empresas del futuro a través de la incorporación de tecnologías de la información y el conocimiento?

En una sociedad hiperconectada, necesitamos una adecuada aplicación de las tecnologías para estar mejor informados. Ahí tiene muchísima importancia la inteligencia artificial. Si logramos incorporarla a la comunicación de forma sencilla, clara y respetuosa, habremos logrado un gran avance social.

Presidente de Diggia @lmgilperez

Perspectivas wellcomm 2019

Deja un comentario